The little Black Rabbit [Libre]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

The little Black Rabbit [Libre]

Mensaje por Ran Mao el Jue Mar 29, 2012 12:03 am

Estaba caminando ¿Cuándo había comenzado el camino? ¿Dónde había estado? ¿Hacia donde iba?
Ah... Recordó súbitamente y siguió en su tarea. Pero así como vino, la idea se fue y las preocupaciones ya no tenían sentido, aunque en realidad ya las había olvidado. Había cosas más importantes que uno nunca debía olvidar. Primero dar un paso, luego el otro. Respirar hondo y exhalar, mover los brazos de adelante hacia atrás, primero uno luego el otro... Y comenzar todo desde el principio ¡No se debía de olvidar de parpadear!

-No, no, no. También tengo que parpadear - canturreó mientras cerraba y abría los ojos repetidamente. La arena áspera se colaba entre los dedos de sus pies ¿Dónde había dejado sus zapatos? ¿Por qué hacía tanto calor del lado derecho, y frío del lado izquierdo? ¿Que hora era? ¿Hacía cuanto estaba allí?

Miró por sobre su hombro, más curiosa que preocupada por no saber nada ¿Estaba perdida? No, no estaba perdida. Se llevó un puño a la boca y una risa baja gorgoteó en su garganta, como si se estuviera ahogando o intentando sofocarla. sus pisadas en la arena formaban un sendero tan largo que se perdía en el horizonte junto al mar ¡Estaba en la playa! ¿Qué hacían los conejos en la costa? Ellos deberían estar en el bosque saltando y escapando de la feísima loba de la Reina de Corazones.

De repente las imágenes volvieron a incrustarse en su delicada y precaria mente. Escenas en las sentía como se ahogaba, como desesperadamente no podían nadar y el agua salada se filtraba en sus pulmones arrebatándole la vida y la consciencia poco a poco, torturada hasta el último segundo. No porque realmente lo sintiera, si no porque las imágenes era tan vividas que su suerpo reaccionaba solo ante la estimulación visual que estaba recibiendo.

Cuando ya estaba lista para que todo terminara, la escena cambió y llegó a ver como un duro bate la golpeaba de lleno en el rostro. Cerró los ojos e intentó escudarse con los brazos, para cuando se animó a volverlos a abrir, estaba en el suelo, sobre la arena que lastimaba su espalda. "No lo vas a volver a hacer". Sus labios fueron tan claros que aunque no lo escuchó, Ran entendió perfectamente, quería gritar que era verdad, no sabía el que, pero no lo volvería a hacer. Sin embargo el muchacho alzó el bate de nueva cuando sobre su hombro y golpeó sin piedad su cuerpo. Una y otra vez, sin poder cerrar los ojos y notando como la arena se tornaba roja bajo ella. Quiso gritar, llorar, correr, pero aunque lo intentaba no podía oírse, no sentía las lágrimas mojar sus mejillas y cada vez que intentaba huir algo la detenía: la tomaban de los pies o las manos y la volvían a azotar contra el suelo. Hasta que la escena cambiaba. Una vez. Dos veces. Tres veces. Nunca llegaba a morir. Las cosas cambiaban cuando la idea de que la muerte le daría paz surcaba su mente.

Un fuerte pitido en sus oídos hizo que se encogiera en el suelo y pudiera cerrar los ojos de una vez por todas. La oscuridad la rodeo y sentirse sola nunca fue tan placentero. Una ola azotó suavemente contra la costa y mojó a Ran Mao, mezclando sus lágrimas con el agua salada, ahogándola a ella y a su desgarrador grito. Tosió y se esforzó por separa los parpados para ver el momento justo en el que los cuerpos salían del agua con una nueva ola, cuerpos comidos por la salmuera y hasta amputados o rotos por actos violentos. ¿Ellos habrán pasado por lo mismo que yo? Se preguntó.

Su cuerpo tembló y el horror la hizo encogerse más, abrazándose las piernas entumecidas y llenas de arena, quizá por dar tantas vueltas mientras era golpeada.
-N-no más ¡RANRAN PROMETE SER BUENA! ¡¡No más!! - otro grito mezclada por una risa esquizofrenica brotó descontroladamente, mientras seguía llorando del miedo, del espanto. ¿Por qué el Conejo Negro la había engañado? Nadie le había dicho a ella que los conejos eran malos. ¿No era su hermano, más bueno acaso?
avatar
Ran Mao
Estudiante Nuevo
Estudiante Nuevo

Femenino
Mensajes : 8
Fecha de inscripción : 27/03/2012
Edad : 22

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The little Black Rabbit [Libre]

Mensaje por Ritsu el Jue Mar 29, 2012 6:59 pm

Era un día cualquiera, una hora cualquiera, sin saber nada, sin recordar nada, sólo sabía que desperté con ganas de recorrer la playa, con ningún objetivo en específico, solamente el deseo de poder apreciar el mar un día más. Caminé profundamente tragada por mis pensamientos que retumbaban en mi cabeza y desgarraban mis nervios diciendo con tonos siniestros y graves:

"nunca controlarás tus poderes" "la muerte de tus padres fue tu culpa" "paga tus pecados" "¿Por qué no te mueres de una vez?"

No me lo podía explicar, pero aquel día estuve llena de pensamientos negativos, creo que fue puesto a que tenía un pequeño resfriado, y mi mente se distorsionaba mucho, no podía aclarar si estaba en el mundo real o si todo era una ilusión creada por mí misma de una forma inconsciente.

De repente se rompió mi trance, un grito desgarrador mezclado con una risa maniática me dio un terrible escalofrío que recorrió todo mi dorso espinal. Corrí hacia donde provenía el grito y pude distinguir a una chica, de seguro provenía del occidente por su refinada figura y rasgos faciales. En su cara no podía leer sus sentimientos, no podía decir si estaba triste, espantada, feliz, o simplemente, sufría lo mismo que yo cuando tengo altas fiebres.

Me dirigí a un punto en donde pude ver todo más claro, la chica estaba en el suelo abrazando sus piernas, toda cubierta de arena he incluso mojada, y junto a ella habían restos extraños, en los cuáles abrí muchos mis ojos para poder entender qué es lo que eran. Cuando los toqué, descubrí que eran dos sacos que debiesen haber contenido tomates y arrasador por el mar, los tomates se aplastaron y a la vista de cualquier individuo podrían ser fácilmente confundidos por cuerpos masacrados y desgarrados. Me senté al lado de la chica hasta que sus gritos se calmaron, y ahí fue cuando me agaché puse mi rostro pegado a la arena, de perfil, mirándola a ella. Sus ojos estaban rojos de tanto llorar, y su rostro estaba en un estado lamentable. Suavemente tomé su mano y la acaricié, intentando calmarla un poco más, y la miré directo a los ojos con una acogedora sonrisa:

- Hola ahí abajo - dije con un tono infantil - ¿Cuál es tu nombre?

No quise preguntarle que le ocurría, porque si fuese por mí, a mi no me gustaría decir que es lo que me ocurre cuando colapso. Intenté concentrarme mucho, aunque mi resfriado me hizo toser varias veces, y estaba en la punta de volver a entrar en mi distorsionado mundo otra ves, arrastrada por mis ilusiones. Pero no me podía rendir. Alguien necesitaba ayuda y yo tengo que tener la capacidad para otorgársela.
avatar
Ritsu
Avanzado
Avanzado

Femenino
Mensajes : 111
Fecha de inscripción : 11/03/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The little Black Rabbit [Libre]

Mensaje por Ran Mao el Vie Mar 30, 2012 12:55 am

Las olas siguieron lamiéndola, haciendo arder sus ojos los cuales no dejaban de mirar aquellos cuerpos. Quiso que la arena la tragara de una vez por todas, no soportaba más ver como aquellos trozos de carne se erguían sobre sus piernas maltrechas y caminaban hacia ella moviendo sus labios, intentando que ella los escuchara, les ayudara ¡No! ¡Ella no podía oírlos! ¡Nunca podría ayudarlos! ¿¡Dónde estaba el conejo negro?! Se quería ir, volver a su cama y esconderse entre las sabanas, alejarse de todo.

Aún en su estado, trató de no ver a las criaturas fundiendo la nariz en la arena, cada vez más dentro, como una almohada o el regazo de una madre. ¿Por qué esto le pasaba solo a ella? ¿Por qué no la dejaban en paz? El corazón le latía desaforadamente, casi se podía ver como intentaba salir de su pecho en un vano intento por huir.

De la nada sintió una caricia en una de sus manos ¡¡La habían alcanzado!! Su gemido de miedo fue tan fuerte que tragó algo de arena y comenzó a toser. Giró el rostro cubierto de cabello sucio y pegoteado, observando a la desconocida con una mirada suplicante, rogando que no le hiciera nada.

No se fiaba de la castaña o de su sonrisa, detrás de ella aún estaban los muertos intentando llamar su atención, querían mostrarle nuevamente por todo lo que habían pasado, quien sabe para que. A lo mejor disfrutaban su reacción; una forma de vengarse del mundo por su trágico e injusto final.

- ¿¡Me escuchas?! ¡l-L-largo! ¡Vete! ¡Basta! ¡¡DUELE!! Duele, duele, duele, no, no, no... -todo parecía tan inreal ¿Estaba soñando? ¿Estaba loca? Se podía oír a si misma, pero aun así los veía ¿Dónde estaba? ¿Que pasaba? Nadie le explicó nunca nada ¿Qué tenía que hacer, cómo?
Volvió a reír, todo era muy divertido cuando se lo veía del lado correcto. Irónico ¿No? Verlo desde otro lado. Se sentó torpemente, y comenzó a retroceder, negando, nerviosa, pero sin ir realmente lejos ni veloz, era lenta y pausada, como esperando una reacción amenazante de la muchacha para decidirse a huir realmente.
avatar
Ran Mao
Estudiante Nuevo
Estudiante Nuevo

Femenino
Mensajes : 8
Fecha de inscripción : 27/03/2012
Edad : 22

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The little Black Rabbit [Libre]

Mensaje por Ritsu el Vie Mar 30, 2012 3:43 pm

Miré atentamente a la chica y sus reacciones, pareciese como si estuviera fuera del universo, en una galaxia lejana y distorcionada en donde le causaban un gran sufrimiento. Me paré y me fijé que su mirada estaba en las bolsas que estaban tiradas sobre la arena, por lo que supuse que debió confundirlas por algo más, como unos cadáveres. Luego tomé una iniciativa. Corrí hacia la calle, en donde había una pequeña bodega en la esquina. De ahí saqué una pala y nuevamente me dirigí a la playa.

Cavé un gran agujero en pocos minutos y ahí dentró coloqué las dos bolsas con los tomates aplastados. Luego, volví a tirarle arena, sin dejar ningún orificio a la vista, estaban sepultados. Reflexioné un poco y giré mi vista hacia la chica.
- Se han ido en paz - dije finalmente.
Ni yo sabía bien el significado de aquellas palabras, pero de alguna manera pensé que mi acto la iba a calmar, por lo menor un poco

Después de un rato me fijé que no hubo un gran cambio en su rostro, por lo que me acerqué a su lado y después de pensarlo un poco lo decidí... le iba a aplicar mi poder para calmar su mente.
Antes de eso, me dio un gran ataque ataque de tos, no era el momento para usar mi poder, pero aquella chica necesitaba ayuda.

Me quité el parche de mi ojo ciego, y lentamente lo comencé a abrir. Un repugnante color morado salió a la vista; luego miré a la chica y le toqué su frente mientras recitaba;
- Desde ahora, tu mente se calmará... -

Después de eso hice inicio a lo que sería mi ilusión. Primero puse su mente en blanco, apartándola de todos aquellos pensamientos que la perturban, luego, y lo más entretenido, hice inicio a mi acto.
La llevé a un lugar tranquilo, con una brisa suave, se trataba de uno de los valles chinos. No había nadie ahí, solo ella y las verdes plantas que la rodeaban. Luego, yo misma entré en la ilusión para así poder hablar con ella mejor.

-Ahora sí - dije con tranquilidad mientras me sentaba en una piedra que era parte de mi ilusión - ¿Me podrías decir tu nombre? -
Le sonreí con sinceridad y calidez, esperando que no se asustara de mi presencia. El viento movía nuestros cabellos suavemente, causando una agradable sensación en el cuello. Cuando la brisa chocaba con los cerros, causaba un agradable sonido, muy relajante.

Por mucho que le quería preguntar muchas cosas, por ejemplo, que le ocurría, por qué se puso así, cuál es su poder, de dónde viene y muchas cosas más, me limité a sólo su nombre para así no confundirla o volver a ponerla depresiva.

Lo único que me ansiaba en ese minuto era poder saber más sobre ella, y si se calmaría con mi ilusión, ni yo sabía la respuesta ya que estoy en un estado muy deplorable. Me me asusté un poco, porque sabía perfectamente de que cuando acabara la ilusión, caería en una propia distorsión echa por mi mente, lo cual me aterraba inmensamente.

Hablando de algo más, sobre algo que siempre se confunde de mis ilusiones es que a primera vista la gente solo piena que "funcionan solamente para alterar el espacio en el que se encuentera..." pero eso no es cierto, las ilusiones sirven para olvidar cosas y reiniciar la mente de las personas, en especial cuando olvidan algo, o están muy estresadas, por ejemplo, ahora mismo me encuentro en la playa con esta chica, pero le acabo de hacer una ilusión y me siento... como si estuviera dentro de sus pensamientos.

Deseo que se llegue a tranquilizar con esto....
avatar
Ritsu
Avanzado
Avanzado

Femenino
Mensajes : 111
Fecha de inscripción : 11/03/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The little Black Rabbit [Libre]

Mensaje por Ran Mao el Dom Abr 01, 2012 2:02 am

Una pala, una pala ¿La mataría? ¿La enterraría viva, dejando que la arena hiciera el trabajo sucio por ella? La observó empezar a cavar a no muy lejos. No, niña, es mejor excavar cerca del cuerpo de la victima ¿Nadie te lo dijo? Arrastrar el cuerpo era sucio y un trabajo pesado ¡No podrías hacer eso! Ran Mao era más pesada de lo que aparentaba ¿La estaba subestimando? ¡JA! Ya vería, cuando no tuviera la fuerza para hacerla entrar en el agujero, RanRan se reiría de ella desde... desde... ¿El Cielo? ¿El infierno? ¿Dónde iría?

Por algo que no podía ser explicado, no sentía miedo. La idea de morir en las manos de la castaña parecía demasiado tentadora, mucho mejor que morir en manos de los muerto. Ellos lucían más experimentados en el arte de la tortura, en cambio la muchacha se veía inexperta ¿Sería su primer asesinato? Si tenía suerte, tal vez fuera rápido y ni lo sintiera. Hasta podía quedar inconsciente y dejar que la criminal saciara su sed sin percatarse. Si, era un buen plan. Miró sucesivamente desde la castaña a los muertos. ¡Malos! ¡Seres oscuros! Pronto no la podrían acosar ya más. Nunca más, nunca más... Se balanceó de un lado a otro, con suavidad, consiguiendo algo de calma con el enfermizo movimiento. Reía y sonreía. Todo sería fácil y sutil.

De repente, la joven volvió a llenar el pozo con la arena que había sacado ¿Estaba mal de la cabeza, para escavar y tapar hoyos porque sí? ¿O era telépata? ¡Escuchó sus pensamientos! Eso tenía sentido; la mataría y la dejaría tirada, excavaría nuevamente cerca del su cuerpo inerte y se ahorraría mucho tiempo y esfuerzo, tal y como le había sugerido. Con las manos desnudas comenzó a remover la arena. RanRan le enseñaría como se debía hacer.

De forma repentina, todo se volvió blanco. Mierda ¿Ya se había muerto? Que fantasmas tan crueles; le habían hecho creer que morir era algo demasiado horroroso como para que vivir esperando ese final no valiera la pena. Si desde un principio hubiera sabido que pasar al otro mundo solo le dejaría una sensación parecida a tener la ropa interior mal puesta, todo habría sido más fácil. Uno, en esos tiempos, no se podía fiar ni del difunto.

El lugar se comenzó a colorear, y para poder distinguir las formas que aparecían delante de ella, tubo que parpadear varias veces. Árboles, un pequeño lago, piedras, un sendero a lo lejos ¿Había montañas? Escuchó a las aves que volaban sobre ella, el ruido del fluir del agua ¿Hacia dónde? No sabía, pero todo el conjunto era tan relajante, que sus nervios se apaciguaron y sus hombros perdieron la tensión. Estaba en casa. Suspiró larga y tendidamente. Cuando volvió a respirar hondo, se percató de que estaba parada y aún descalza, hasta limpia podía sentirse.

Una suave y tierna voz, el viento le pudo llevar, por un momento creyó que la llamaba desde lo alto del blanco y puro cielo. Lo miró ¿Era Dios? Pero no. Se volteó y el viento pareció apartarle el cabello del rostro para que RanMao pudiera ver con sus grandes e inocentes ojos a la misma castaña de antes. Algo fuerte de aquel lugar no le permitía sentir miedo, y no quiso forzarse a sentirlo. Estar en calma era algo demasiado precioso.

-¿Mi nombre? Cuál será mi nombre... RanRan es lo que se me ocurre, pero ese no es mi nombre. No, no, no...-No se estaba tomando la pregunta en serio, no quería esforzarse en pensar algo tan carente de importancia como su nombre. No parecía ser vital tener un par de palabras con los cuales reaccionar. Porque para eso es el nombre ¿No? Detonaba la atención de la persona que era asignada a el.

Estaba tan consumida por la artificial paz del lugar, girando sobre sus pies hasta caer mareada y risueña que no pudo detener su Vista Impura. Poco a poco, y muy sutilmente, ese mundo en el que se encontraba se trasparentó. Primeramente creyó ver mal por culpa del mareo. Solo unos segundos antes de volver a ser nítido. Frunció en celo y volvió a concentrarse. Ocurrió lo mismo, permitiéndole ver borrosamente la playa detrás del falso valle.

- Estoy siendo engañada. Por ti. ¿Real o no real? -Preguntó. Su tono de voz aniñado se había esfumado. Se volvió a parar y caminó con paso firme y apurado hasta quedar frente a frente con la niña. En un segundo, Ran Mao había cambiado a una persona opuesta; de la perturbada niña enferma paso a ser alguien por porte rudo y de carácter fuerte, aparentando ser de esas personas que bien podría hacerte daño si no se le daba la respuesta que quería escuchar.
avatar
Ran Mao
Estudiante Nuevo
Estudiante Nuevo

Femenino
Mensajes : 8
Fecha de inscripción : 27/03/2012
Edad : 22

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The little Black Rabbit [Libre]

Mensaje por Ritsu el Dom Abr 01, 2012 11:56 am

Observé atentamente cada movimiento de la chica, ella no era normal, aun que eso no significa que yo lo sea, incluso; podría asegurar que mi locura cuando las ilusiones se salen de control son aún peor que los delirios de muerte de la chica que aquí sustentaba su dolor.

La vi más relajada y calmada cuando hice un cambio de escenario en su mente, lo que me trajo a un profundo suspiro de alivio. "Por fin conseguí algo" me dije a mi misma con satisfacción. Luego, cuando pregunté por su nombre, la chica se lo empezó a tomar como una broma supongo, yo sé que está mal, y que no tiene nada claro en su mente, pero no creo que sea tan difícil recordar su nombre.
- Entonces, Ran-chan será. - Dije para intentar romper su trance en recordar o pensar en un mejor nombre - Yo soy Ritsu, un gusto el conocerte.

Luego sentí una pequeña puntada en mi cabeza, creo que mi ilusión está comenzando a perder su efecto por culpa de mi resfriado. Luego me fijé de nuevo en Ran-chan, que pareciese ser una nueva persona, como una perfecta y detallada muñeca con un carácter duro de roer, ya no se parecía a la demente he delirante muchacha anteior. Vino directamente a mí, parándose con superioridad y autoridad frente a mis ojos, con una pregunta que me llevó a una larga y profunda reflexión. No sabía cómo reaccionaría cuando le dijese la verdad, pero ya no era hora de mentir ni engañar; por lo que decidí decir con franqueza y una sonrisa en mi rostro;

- Engañada o no, real o no, aquellas preguntas puedes descifrarlas cómo quieras, puedes pensar lo que desees sobre mí, pero lo único que me importa en saber es... -di una pequeña pausa para recuperar aliento y sobarme un poco la cabeza que me otorgaba un terrible dolor - ¿Cómo te sientes en este lugar?- Le dije con una pequeña mueca de dolor en mi rostro.

Era detestable estar así, en un estado tan deplorable, con horribles jaquecas y mareos, todo se vuelve borroso, pero no puedo caer. No ahora. Estoy logrando tener una conversación más cuerda y presentable con la muchacha y no me puedo dejar consumir por la oscuridad que en mi centro habita. La tengo que encerrar, torturar, de alguna forma, para que no salga luz he interrumpa mi terapia.
avatar
Ritsu
Avanzado
Avanzado

Femenino
Mensajes : 111
Fecha de inscripción : 11/03/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The little Black Rabbit [Libre]

Mensaje por Ran Mao el Mar Abr 03, 2012 12:40 am

El arrullo del agua, la caricia del viento, el tenue picor del sol sobre su piel la mantenían estable, mucho más calmada delo que cualquier licor pudo en mucho tiempo. Algo estaba mal, completamente mal con el lugar. No era real, le dijera lo que la chica le dijera, le estaba ocultando el mundo, trataba de que RanMao no viera algo. ¡Pero no podría con ella!

Aun a pesar de saber que podría volver a un quiebre -también se percató que se acaba de recuperar de uno recientemente, aparecer en un lugar completamente desconocido era prueba suficiente- se concentró lo más que pudo, perforando con la mirada el pequeño rostro del ser frente a ella; fuere lo que fuere que le estuviera ocultando, se enteraría.

Imágenes invadieron sorpresivamente su mente, bombardeándola con cosas sin sentido; dolor, mareos, agua, frío. No, resfrío. Tomates, una pala, una bolsa ¿Qué demonios tenía esa mujer en su cabeza? Como pudo se desprendió de todo lo ajeno y retrocedió un par de pasos, sacudiendo la cabeza de un lado a otro, como si aquellos recuerdos impersonales se aferraran, caprichosos a su cabello antes de esfumarse en la nada.

- Asi que Ritsu... ¿No me quieres decir que me estás escondiendo? Tu mente es un jodido torbellino de cosas ¿Te lo han dicho? -Saltó de un tema al otro, como si la castaña lo supiera todo y entendiera el gorgoteo de palabras escupidas por sus labios finos. No quería usar su habilidad una vez más, no quería intentarlo otra vez, no quería forzar su buena suerte y dejar que la duda asonada en sus cristalinos ojos miel se profundizara, ni que devorara sus pensamientos, así que se decidió por tratar de razonar con la menor, apostando por que rompiera con todo aquel circo. -Este lugar se siente bien, pero es mejor que me sueltes y me devuelvas al mundo real. Romper la ilusión de paraíso que formaste nos podría lastimar... Eso han dicho mis ojos - Era un completo desvaría que los ojos hablaran, era mejor decir que sus ojos le mostraron, pero el verbo no parecía ser suficiente. Era difícil de explicar, y prefería no enredarse sola, cuando no quería entender ni mucho menos que alguien más lo hiciera por ella. Las cosas eran así, punto final.

Seguía incómoda. Algo estaba pasando con ella y no lograba saber que era. Era estresate, alterador, perturbador y muchas cosas más que no identificaba. ¿Algo andaba mal en el mundo real? No sabía cuanto de su ser estaba atrapado en la ilusión ¿Era solo su mente? ¿Si ella movía un brazo aquí, también se movía allá? Se quería ir, se quería ir, y para colmo de males, el lugar la mantenía anestesiada, casi al límite de dopar sus emociones ¿Que cosas estaba haciendo con ella? ¿Era parte de su plan? ¿era ella, algo así como alérgica a los magos o qué?
Abrió los ojos de golpe, cayendo en la realidad ¿¡Cómo no se acordó antes?! ¡Los muertos! ¡El las olas! Fue un error, un error dejarse envolver, aunque en el estado que estaba nada pudo haber hecho.

-¡Mi cuerpo! ¡¿Qué le pasa a mi cuerpo mientras estoy aquí?! Sácame, algo le está pasando, lo siento, lo siento en la piel - Estaba alterada, pero no estaba ni cerca de la esquizofrenia que llegó a tener solo minutos antes. Estaba seriamente preocupada por aquella sensación que no la dejaba en paz, advirtiéndole algo sin que haya forma de enterarse. Quería saber, quería estar en un lugar seguro con toda la paz robada que pudiera llevarse de ese hermoso valle.
avatar
Ran Mao
Estudiante Nuevo
Estudiante Nuevo

Femenino
Mensajes : 8
Fecha de inscripción : 27/03/2012
Edad : 22

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The little Black Rabbit [Libre]

Mensaje por Ritsu el Jue Abr 05, 2012 6:22 pm

Observé como la chica cambió totalmente su personalidad, era muy fría y autoritaria. Supongo que por orgullo propio la miré de reojo, he intenté de responder de igual forma cómo la que ella se había puesto con migo. La verdad no quise ser ruda ni nada, pero a chicas así hay que tratarlas por igual cómo ellas a ti, para que así te comprendan.

¿mi mente un jodido torbellino? No entiendo a esta chica, y mucho menos su mentalidad, pero no creo que si lo correcto sea decir eso de mi mente, ya que yo suelo investigar las mentes de las personas cuando les creo una ilusión, y su mente no era del todo "sana". Todo era distorsionado y extraño, no me puedo imaginar como a sobrevivido tantos años con su mente en tal estado. Suspiré un poco después de reflexionar mucho acerca de mi respuesta y le dije con voz secante:

- No te escondo nada; puede que esto sea una ilusión creada por mí, pero no es nada un secreto. Y no no me lo han dicho, - pausé un poco para toser algo de sangre - humm.... y ¿No te han dicho que la tuya necesita ayuda? Tienes muchos problemas ahí dentro - dije con algunos titubeos ya que la sangre me tenía algo desorientada.

Cerré los ojos y me puse pensativa. ¿Torbellino, eh? podría ser, de todas formas estoy con un resfriado que me tiene loca, pero al parecer, era algo más que un resfriado ya que toser sangre no es normal.

Eso le dijeron sus ojos? Bueno pues supongo que tiene que ver con su poder, quién sabe. Ya eso no es importante, ahora necesito reflexionar en la respuesta que le debo de dar. Coloqué una de mis manos en mi cabeza, rasgándomela un poco ya que dolía mucho. No estaba como para una conversación larga, pero aún así no podía ceder, mi orgullo no me lo permitiría.

- A tu cuerpo no le ocurrirá nada - dije con la mirada baja - Sólo es una ilusión en tu mente, todos tus sistemas menos el cerebral están apagados.

Ya sin soportar más, rompí abrupta mente la ilusión. Ya con mi mente en la arena nuevamente, me agaché y fue entonces cuando lo sentí, el peor dolor de cabeza que me había dado hasta ahora, era desagradable y distorsionado, mis imágenes se borraban y mi espacio cambiaba, estoy en la playa, en el parque, en mi dormitorio, ¿O todo esto es un sueño y sigo en Inglaterra internada en un hospital? ¿Qué pasa si todo lo que he vivido hasta ahora es una vil mentira? ¿Por qué me veo acostada en una cama, inmóvil? ¡No quiero pasar mi vida en estado vegetal! ¡No quiero definitivamente no!

Muy alterada me desesperé y empecé a rasgar cada vez más fuerte mi cabeza para poder quitar aquellas imágenes de mi mente, creo que me hice algunas heridas. Entre la tos y los dolores de cabeza, no podría decir que es peor. ¡Es terrible, quiero irme de aquí!
avatar
Ritsu
Avanzado
Avanzado

Femenino
Mensajes : 111
Fecha de inscripción : 11/03/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The little Black Rabbit [Libre]

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.